Image

Presentación

La función del diseño como mediador entre arte y tecnología, cultura, producción y consumo se ha convertido en un factor imprescindible en la sociedad actual por su contribución a mejorar la calidad de vida. El diseño presente en lo cotidiano, constituye uno de los elementos clave de la cultura cuyo alcance incluye desde los objetos tridimensionales hasta comunicaciones gráficas y sistemas integrados de la tecnología de la información en entornos urbanos.

La alta demanda de profesionales del diseño responde entre otros a una serie de factores relacionados con la empresa y la industria: por un lado, diseño e innovación consustanciales a la estrategia empresarial favorecen el acceso a nuevos mercados, comunican valores corporativos y dan identidad a las marcas; por otro, el diseño propone soluciones sostenibles y socialmente correctas que favorecen e impulsar un consumo responsable.

La finalidad de la Titulación Superior de Diseño es la formación cualificada de profesionales que dominen los conocimientos propios del diseño y adopten actitudes que les hagan competentes para integrarse en los distintos ámbitos profesionales de esta disciplina.

Junto a la formación teórica en las materias básicas del diseño, se presta una enseñanza práctica en cada una de sus especialidades: diseño gráfico y diseño de moda, para que alumnado adquiera las competencias transversales, generales y específicas asociadas a la Titulación correspondiente